Los iraníes respaldaron este lunes la decisión de sus dirigentes de no dialogar con Washington, Estados Unidos, 40 años después de la ruptura de relaciones diplomáticas.