Rusia condenó por terrorismo a grupo antifascista

Según los investigadores, los miembros de la organización “La Red” planeaban derrocar el poder por la fuerza.

Un tribunal militar ruso condenó hoy a siete antifascistas a entre 6 y 18 años de prisión en el caso de “La Red”, considerada una organización terrorista y que supuestamente planeaba una rebelión armada y una toma violenta del poder, según el Servicio Federal de Seguridad (FSB).

Los tres jueces del tribunal castrense de Penza, unos 550 kilómetros al sureste de Moscú, consideraron a Dmitri Pchelintsev, de 27 años, e Iliá Shakurski, de 23 años, los organizadores del grupo, por lo que fueron condenados a 18 y 16 años en una prisión de máxima seguridad, informó hoy el diario Novaya Gazeta.

Por su presunta participación en una organización prohibida fueron condenados a 14 años de cárcel en régimen estricto Andréi Chernov, de 30 años; a 13 años Maxim Ivankin, de 25 años; y a 10 años Mijaíl Kulkov, de 25 años.

Otros dos acusados Vasili Kuksov, de 31 años, y Armán Sagynbaev, de 27 años, recibieron una pena de 9 y 6 años, respectivamente, en régimen general.

El FSB detuvo a los antifascistas en Penza en el otoño de 2017, unos meses antes de las elecciones presidenciales.

Según los investigadores, los antifascistas planeaban derrocar el poder por la fuerza y para ello crearon células de combate en Moscú, San Petersburgo, la región de Penza y otras regiones rusas para atacar unidades militares, oficiales de policía y oficinas de Rusia Unida.

Los acusados dijeron repetidamente que habían confesado bajo tortura. Hablaban del uso de pistolas Taser, de golpes y de descargas eléctricas, además de la privación de comida, bebida y de sueño, según recoge Novaya Gazeta.

Uno de los acusados denunció asimismo la manipulación de archivos supuestamente hallados en ordenadores de los antifascistas cuando ya estaban en la cárcel como un “documento constitutivo de la comunidad terrorista interregional”.