Macron mantiene al primer ministro por “estabilidad” tras el resultado caótico de las elecciones

El principal índice bursátil de referencia en Francia abrió con pérdidas como reacción al resultado electoral, pero no tardó en recuperarse, posiblemente porque los mercados temían una victoria clara de la ultraderecha o la coalición izquierdista

 El presidente de Francia, Emmanuel Macron rechazó el lunes la renuncia del primer ministro y le pidió que permaneciera de forma temporal como jefe de gobierno después de que los caóticos resultados electorales dejaran en el limbo la formación de un nuevo ejecutivo.

 

Los votantes franceses repartieron su legislatura entre izquierda, centro y ultraderecha sin que ninguna facción política se acercara a la mayoría necesaria para formar un gobierno. El riesgo de parálisis se cernía el lunes sobre la segunda economía más grande de la Unión Europea.

 

El presidente, Emmanuel Macron, apostó a que su decisión de convocar elecciones anticipadas diera a Francia un “momento de claridad”, pero el resultado mostraba lo contrario, menos de tres semanas antes de que el inicio de los Juegos Olímpicos pusiera al país en el centro de las miradas internacionales.

 

El principal índice bursátil de referencia en Francia abrió con pérdidas como reacción al resultado electoral, pero no tardó en recuperarse, posiblemente porque los mercados temían una victoria clara de la ultraderecha o la coalición izquierdista.

 

El primer ministro, Gabriel Attal, había dicho que se mantendría en el puesto si era necesario, pero presentó su renuncia el lunes por la mañana. Macron, que le nombró hace apenas siete meses, le pidió de inmediato que continúe para “garantizar la estabilidad del país”. Los principales aliados políticos de Macron participaron en la reunión con Attal en el palacio presidencial, que duró unos 90 minutos.

 

Attal también dejó claro el domingo que discrepaba de la decisión de Macron de convocar las elecciones anticipadas.

 

Los resultados de las dos rondas de votación no dejaron una senda clara para formar gobierno ni para la coalición izquierdista, que quedó primera, ni para la alianza centrista de Macron o la ultraderecha.

 

Estaba previsto que los legisladores nuevos y reelegidos llegaran a la Asamblea Nacional para comenzar las negociaciones lo antes posible.

 

El propio Macron tenía previsto viajar esta semana a una cumbre de la OTAN en Washington.

 

El bloqueo político podría remecer a los mercados y tener implicaciones de largo alcance para la guerra en Ucrania, la diplomacia global y la estabilidad económica europea.

 

“Entusiasmo en París, decepción en Moscú, alivio en Kiev. Suficiente para estar contentos en Varsovia”, dijo el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, que también fue presidente del Consejo Europeo, el domingo por la noche en X.

 

Según los resultados oficiales conocidos el lunes de madrugada, ninguno de los tres bloques se acercó a los 289 escaños necesarios para controlar la Asamblea Nacional de 577 puestos, la más poderosa de las dos cámaras legislativas francesas.

 

Los resultados daban apenas 180 escaños a la coalición izquierdista Nuevo Frente Popular, que quedó primera, por delante de los más de 160 escaños de la alianza centrista de Macron. La ultraderechista Agrupación Nacional de Marine Le Pen y sus aliados quedaron relegados a un tercer lugar, aunque sus más de 140 parlamentarios seguían siendo muchos más que el récord anterior del partido, de 89 escaños en 2022.

 

A Macron le quedan tres años de mandato presidencial.

 

En lugar de apoyar a Macron como esperaba el mandatario, millones de personas tomaron la votación como una oportunidad de expresar su indignación por la inflación, la delincuencia, la inmigración y otras fuentes de descontento, como su estilo de gobierno.

 

Los líderes del Nuevo Frente Popular presionaron de inmediato a Macron para que les diera la primera oportunidad de formar un gobierno y proponer un primer ministro. La facción ha prometido anular muchas de las reformas estrella de Macron, iniciar un costoso programa de gasto público y tomar una posición más dura ante Israel por su guerra contra Hamás. Pero no estaba claro, ni siquiera entre la izquierda, quién podría liderar el gobierno sin enojar a aliados cruciales.

 

“Necesitamos alguien que ofrezca consenso”, dijo Olivier Faure, líder del Partido Socialista, que se unió a la coalición de izquierdas y el lunes aún estaba determinando cuántos escaños había conseguido.

 

 

AP

Más noticias

Según el informe, un bote de patrullaje de la marina francesa avistó la embarcación abarrotada la madrugada del viernes cuando se desinflaba frente a la costa. Varias personas estaban (a la deriva en el agua y otras estaban agarradas de la lancha inflable pinchada”, de acuerdo con el comunicado