EASA levantó veto de vuelo en la UE al Boeing 737 MAX

La aeronave había presentado problemas tanto en su hardware como en su software 

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) levantó este miércoles el veto al modelo 737 MAX del fabricante estadounidense Boeing, que impuso en marzo de 2019 tras dos accidentes por fallos técnicos con numerosas víctimas mortales.

La EASA, con sede en Colonia (Alemania), informó en un comunicado de que ha tomado esta decisión después de que Boeing cumpliese con los requisitos técnicos y humanos que le requirió para dar luz verde.

Las mejoras técnicas afectaban tanto al hardware (componentes técnicos) como al software (elementos informáticos) de los aparatos afectados. Además se exigió que los pilotos de los 737 MAX cursasen un módulo de formación extra.

Cada avión que vaya a despegar o aterrizar en suelo europeo deberá ser previamente revisado por un técnico, que certifique que se le han aplicado los cambios exigidos por la EASA. Los pilotos deberán acreditar, por su parte, que han recibido la formación requerida.

La UE se suma así a otros países, como Estados Unidos, Brasil y Canadá, que han vuelto a autorizar en los últimos meses al 737 MAX a utilizar su espacio aéreo tras las correspondientes revisiones.

Los vuelos del Boeing 737 MAX fueron suspendidos en marzo de 2019 en todo el mundo después de que dos aviones, uno de Ethiopian Airlines (Etiopía) y otro de Lion Air (Indonesia), se estrellasen a finales de 2018 causando la muerte de 346 personas.

Boeing acordó pagar 2.500 millones de dólares a las autoridades estadounidenses para cerrar una investigación de los 737 MAX en la que fue acusada de ocultar información sobre el fallo de diseño que causó los dos accidentes.

Según la investigación, Boeing ocultó información sobre el sistema de control de vuelo del modelo y "engañó" a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, por lo que los manuales y materiales de entrenamiento para pilotos no incluían datos sobre la operación del aparato.